COVID-19

Hemos activado esta pestaña temporal en el Blog para temas relacionados con el COVID-19 donde iremos colgando informaciones que vayamos recibiendo.

Para estrenarlo, la semana pasada el AMPA realizó un informe sobre el comedor donde observó en primera persona las medidas de seguridad que se estaban tomando.

VISITA COMEDOR 27/11/2020

En el AMPA hemos visitado el comedor del centro el día 27 de noviembre, con el objeto de informaros cómo se ha adaptado el servicio a la nueva realidad COVID-19

Las conclusiones fundamentales, se han recogido en un acta que enviaremos a los socios, a la vista de la cual podréis hacer las sugerencias o aportaciones que consideréis constructivas.

Esta es la nueva disposición del salón:

Empezamos el curso con una silla numerada con una pegatina en el respaldo con un número, que estaba asociado a un alumno, que siempre ocuparía la misma. También se establecieron tres turnos escalonados de comedor para evitar aglomeraciones. 

Una vez mediado el curso, se han adaptado las realidades para que los alumnos coman en cuanto les sea posible y estén el menor tiempo dentro del comedor, por tanto ahora los alumnos van llegando y se ponen en fila esperando fuera, la monitora les toma nota y los distribuye; o bien en la hilera primera contrapeando entre las mesas, o bien en las mesas centrales separados con mamparas móviles (los alumnos mayores), o bien en grupos con una silla de separación (los alumnos pequeños). Por supuesto, los sitios se desinfectan antes de cada cambio.

Se pide a los chicos que se laven antes de entrar o que cojan gel hidroalcohólico del dispensador de la entrada. La comida se sirve en el mostrador. Cada comensal toca exclusivamente su bandeja, el personal le deposita un juego de cubiertos y una servilleta dentro de cada vaso, y lo pone en la bandeja.

Cuando van terminando, los chicos se levantan con su bandeja, y la llevan por el pasillo hasta la estancia de la cocina (inmediata contigua a la sala de comedor), donde les es recogida en mano, en el propio pasillo para evitar el contacto de superficies. Saldrán en grupo con una de las tres personas encargadas de la atención del comedor en dirección a la bolera, donde estarán hasta que llegue el momento de sus asignaturas musicales a las 15:00.

El carro que antes contenía el pan y los cubiertos para que cada alumno cogiera lo que necesitase, ahora no está a disposición libre de los alumnos. Para tirar cualquier servilleta se ha dispuesto un cubo con tapa, con una bolsa de plástico en su interior. 

Todas las ventanas y una de las puertas permanecen abiertas. Se tiene la intención de mantenerlas así mientras la climatología aún lo permita. En estas circunstancias,  aconsejamos a los niños venir al comedor mejor con el abrigo.

Prestan servicios dos personas, y un monitor de comedor adicional, uniformados, con el pelo recogido y la mascarilla puesta.

El personal también controla si los niños (sobre todo los pequeños) se asoman entre las mamparas de metacrilato y comienzan a conversar, para que en la medida de lo posible, no se produzcan acercamientos a menos de la distancia autorizada, cuando se han quitado la mascarilla para comer. También procuran que se mantengan dentro del espacio de seguridad, sin echar las sillas hacia atrás, intentando evitar que se relaje la necesidad de guardar la distancia.

De momento, este mes han acabado comiendo 57 alumnos (lo que resulta menos de la mitad de la cantidad de usuarios del comedor en el año pasado, antes de la pandemia).

¡Mucho ánimo a todos y cuidaros antes de la Navidad!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s